Fundación Arcus – ONG “LGBT”, grandes simios y la misión de la ideología de “identidad de género”

Por Jennifer Bilek (@bjportraits) (Traducido por María Olimpia Wollstonecraft @MaraOlimpiaWal1)

¿Qué tiene que ver la conservación de los grandes simios con la nueva industria de la “identidad de género”? Puedo verte rascándote la cabeza.

Rastreando la ruta del dinero detrás de la industria de la “identidad de género”, Arcus, el Goliat del “LGBT” y una ONG de conservación de grandes simios, se erige como un gigante en la financiación de instituciones e impulsor de la ideología de la “identidad de género” en el mercado. Las instituciones financiadas por Arcus deben profesar lealtad a la ideología de la “identidad de género” para recibir su dinero (no es necesaria la lealtad a los grandes simios, que yo sepa). Su fundador, Jon Stryker, financia su fundación a través de su corporación médica multimillonaria, por lo que hay mucho dinero para quienes profesan lealtad. Formado como arquitecto, Stryker era la persona perfecta para crear un aparato político que tiene raíces en Estados Unidos de América, pero que se ramifica globalmente para impulsar la ideología de “identidad de género”. Relacionaré esto con los simios en un momento.

El mensaje que promueve la ideología de la “identidad de género” es la disociación de nuestras raíces como seres humanos con nuestros cuerpos sexuados. En los últimos cinco años, se ha instituido rápida y sigilosamente en escuelas (desde escuelas primarias hasta universidades), instituciones culturales y cívicas, instituciones médicas, instituciones legales en todo el mundo, pero específicamente en sociedades occidentales, y ha sido adoptado por corporaciones globales. Esto ha creado una industria, dentro del sistema capitalista, que necesitará crecer para sobrevivir.

La Fundación Arcus también está muy involucrada en la conservación de los grandes simios, una causa noble, si alguna vez hubo una. O, ¿lo es? La yuxtaposición de institucionalizar nuestra disociación de nuestras raíces evolutivas en el dimorfismo sexual y la conservación de nuestros primos evolutivos, por otro lado, parece muy extraña a primera vista.

¿Qué tienen en común la Fundación Arcus, el impulso para normalizar la disociación corporal, bajo la bandera de los derechos civiles LGB, y los grandes simios? La respuesta está en el sur global. Habiendo colonizado ya la mayor parte del norte global con su adoctrinamiento en la ideología de “identidad de género”, Arcus ha dirigido su atención a difundir su evangelio en el sur global. Si cree que “evangelio” es solo una analogía, considere que un equipo de profesionales de Harvard en las áreas de estudio del género y la juventud usa la palabra alma cuando escribe sobre la “identidad de género” de las niñas y los niños. Como los primeros misioneros religiosos, predicando su fe en un Dios del cielo a las culturas indígenas para desarraigarlos de una conexión integral con su tierra, Arcus está difundiendo el mensaje global de un nuevo Dios efímero: la “identidad de género”. Tampoco podemos ver este Dios. Nuestras conexiones con nuestra tierra se han erosionado durante mucho tiempo, la nueva misión se ha transformado en una agenda para cortar nuestra conexión con nuestros propios cuerpos sexuados. La nueva colonización se parece mucho a la antigua colonización, salvo que la nueva colonización usa esteroides. La nueva división mente/cuerpo resulta ser más literal. Los padres modernos de la nueva religión farmacéutica/tecnológica intentan hacer que el cuerpo se adapte al “alma”, con drogas y tecnología.

El título de arquitecto de Stryker le ha servido para construir una estructura para difundir “la palabra”. Ofrece ayuda “humanitaria” a quienes están empobrecidos a causa de la ruptura de sus lazos con su territorio y la ruptura de las relaciones sociales. Estos lazos son destruidos por la explotación de la tierra y por tecnologías en constante avance sin ataduras a ninguna ética, bajo un sistema capitalista enloquecido. Arcus está aquí para “ayudar”, predicando una solución tecnológica y médica a esta desconexión, una desconexión que Arcus ayuda a crear y luego consolida a través de la normalización de la disociación corporal. Sin mencionar, que dicha desconexión beneficia a la corporación médica industrial de la que se nutre Arcus.

¿Es una coincidencia que los grandes simios vivan en las mismas regiones que ahora están siendo colonizadas por Arcus, difundiendo la “palabra” del nuevo Dios del género?

Cuando preguntaron a Arcus en una entrevista en 2017, por qué eligió cambiar su enfoque de financiamiento para los derechos “LGBT” del norte global a África, Asia y el Medio Oriente, posiblemente tres de las regiones más difíciles para los derechos “LGBT”, Stryker señaló “nosotros ya estaban trabajando en dos de estas regiones debido al trabajo de los grandes simios. Financiamos programas de simios en Vietnam, Laos, Myanmar, el sur de China, Indonesia (Borneo y Sumatra), Malasia y varios países de África.

¿Es esto una coincidencia o la previsión de un arquitecto que construye la base política estructural para el avance de la ideología de la “identidad de género”? Usted será quien juzgue.

Bilek, Jennifer. (18 de febrero de 2020). Arcus Foundation – “LGBT” NGO, Great Apes and the Mission of Gender Identity Ideology. (Traducido por María Olimpia Wollstonecraft). The Federalist. Recuperado el 05/03/2021 de https://www.the11thhourblog.com/post/arcus-foundation-lgbt-ngo-great-apes-and-the-mission-of-gender-identity-ideology

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s